Estimados amigos.

El Santuario nos maravilla por su grandiosa simplicidad.

Hace tiempo escribimos el libro “Descubriendo Arantzazu y Oteiza”. Nos encontrábamos frente a la obra final. Pero ¿cuál había sido el camino seguido hasta llegar a ella?

Por este motivo, regresamos años después. Con un objetivo. Tratar de conocerlo con mayor profundidad.

Nos habían dicho que habían intervenido en el proceso los más destacados artistas de la época. Los mejores.

Sin embargo, al final, sólo una obra trascendió. Las restantes quedaron sumidas en el anonimato. La supervivencia de un proyecto sobre otros depende de muchas causas.

Pero hay una que es esencial: El azar.

En este trabajo hemos invertido más de tres años y hecho numerosos viajes al Santuario. Ha sido una labor deinvestigación ardua y estimulante.

Ha incluido entrevistas con personas directamente relacionadas con el Santuario, que habían tenido conocimientodirecto del proceso. También nos hemos apoyado en las maquetas, dibujos y otra información sobre los proyectosde reconstrucción.

Después, un periodo de retiro, análisis y reflexión.Y como siempre, me despido destinando este libro a mis estimados amigos y a mis estimados desconocidos.

Haz clic aquí para descubrir más sobre el Santuario.